¿POR QUÉ NO TE FUNCIONAN LAS AFIRMACIONES?

 

Mucha gente me escribe preguntado porqué después de semanas o meses declarando afirmaciones no ve ningún resultado en su vida.

 

Al principio de mi viaje hacia la manifestación de mis sueños, esto también me sucedía a mi y es por eso que puedo darte una respuesta.

 

Verás, cuando tu realidad no se ajusta a tus declaraciones es porque hay una parte de ti que no las cree de verdad. Una parte piensa que se está auto engañando.

 

Para esto hay dos soluciones:

 

1- O cambias la afirmación para que en vez de sonarte a mentira te suene a posibilidad. Por ejemplo, en vez de decirte “Soy millonaria” dices algo como “Mi abundancia económica crece día a día”.

 

2- O juegas al “repítelo hasta que lo creas”. Esta opción es más difícil puesto que puede que una parte de tu subconsciente se niegue a aceptarla o tarde mucho tiempo en hacerlo pero si de verás consigues creerlo y actúas como tal, tu declaración influirá en tu vida.

 

Las afirmaciones funcionan cuando son específicas y no producen un conflicto mental. Por eso una afirmación tal y como “Mi abundancia crece día a día” no creará un conflicto porque no entra en contradicción con lo que tu mente subconsciente considera escasez económica. Si por el contrario te dices “Soy millonaria” pero cada día te preocupas por cómo vas a pagar las cosas, entonces estás no solo negando las palabras que has afirmado, sino que estás creando más escasez en tu vida (Ley de la atracción: lo similar atrae a lo similar).

 

Tu subconsciente acepta lo que de verdad crees y no solo unas palabras que repites sin de verdad sentirlas y actuar como si ya fueran verdad.

 

Otro ejemplo de una afirmación que no entraría en conflicto con las creencias de la mente subconsciente podría ser: “Mis ventas mejoran cada día”. De esta manera, tu mente no puede pensar que esto es mentira porque está abierta a las posibilidades.

 

Antes de ponerte a crear tus afirmaciones, párate a mirar qué creencias tienes acerca del tema en sí. Si sientes que hay algún tipo de bloqueo, resistencia o no lo crees del todo, crea tu afirmación de manera que sientas que eso es algo que sí puedes aceptar como verdad.

 

Y cada mañana al levantarte y cada noche al acostarte repite esas palabras una y otra vez como si fueran una nana. Y recítalas siempre que puedas a lo largo de tu día. Tu mente subconsciente tiene que entender que esa es la realidad que decides para ti ahora pero has de darle el tiempo que requiere para procesarlo y hacerlo parte ti.

 

Es muy importante que estés consciente de lo que dices, piensas y sientes a lo largo del día con respecto a ese tema sobre el que afirmas. Recuerda que si afirmas pero luego te dejas caer en el miedo o la duda, neutralizas el bien que habías afirmado. Imagina que plantas una semilla en la tierra. No la desenterrarías cada día, ¿verdad?. La dejarías que enraizara y creciera...Cuando te des cuenta de que estás diciendo algo que va en contra de tu afirmación, párate y reconstruye lo que vas a decir con palabras que no neutralicen aquello que deseas ver materializado en tu vida.

 

Si lo haces bien, de repente un día, te vendrá una idea inspirada o tomarás una acción que te lleve hacia aquello que deseas.

 

Convéncete de que aquello que quieres es real y posible para ti. 

 

“CREAN que ya han recibido todo lo que están pidiendo en oración y lo obtendrán” Marcos 11:24

 

Si quieres una super guía gratuita para crear afirmaciones haz click aquí.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.